Eneatipo 4 – EL INDIVIDUALISTA

El tipo sensible e introspectivo: Expresivo, dramático, autoabsorbido y temperamental.

Descripción breve del Eneatipo 4

Los cuatro son conscientes de sí mismos, sensibles y reservados.

Son emocionalmente honestos, creativos y personales, pero también pueden ser temperamentales y cohibidos.

Reteniéndose de los demás por sentirse vulnerables y defectuosos, también pueden sentirse desdeñosos y exentos de las formas ordinarias de vida.

Típicamente tienen problemas con la melancolía y la autocompasión.

En su mejor momento: inspirados y altamente creativos, son capaces de renovarse a sí mismos y transformar sus experiencias.

  • Miedo básico: Que no tienen identidad ni significado personal.
  • Deseo Básico: Encontrarse a sí mismos y su significado (crear una identidad)
  • Eneagrama cuatro con ala 3: “El Aristócrata”
  • Eneagrama cuatro con ala 5: “El Bohemio”
  • Motivaciones clave: Quieren expresarse y su individualidad, crear y rodearse de belleza, mantener ciertos estados de ánimo y sentimientos, retirarse para proteger su propia imagen, atender necesidades emocionales antes de atender a cualquier otra cosa, atraer a un “salvador”.
Diagrama del Eneatipo 4

Diagrama del Eneatipo 4

 

Significado de las flechas

Cuando se mueven en su Dirección de Desintegración (estrés), los Cuatro distantes repentinamente se involucran demasiado y se aferran al Dos.

Sin embargo, cuando se mueven en su Dirección de Integración (crecimiento), los Cuatro envidiosos y emocionalmente turbulentos se vuelven más objetivos y con principios, como los saludables Uno

Personajes Famosos de Eneatipo 4

Rumi, Frédéric Chopin, Pyotr I. Tchaikovsky, Gustav Mahler, Jackie Kennedy Onassis, Edgar Allen Poe, Yukio Mishima, Virginia Woolf, Anne Frank, Karen Blixen / Isak Dinesen, Anaîs Nin, Tennessee Williams, J.D. Salinger, Anne Rice, Frida Kahlo, Diane Arbus, Martha Graham, Rudolf Nureyev, Cindy Sherman, Hank Williams, Billie Holiday, Judy Garland, Maria Callas, Miles Davis, Keith Jarrett, Joni Mitchell, Bob Dylan, Paul Simon, Leonard Cohen, Yusuf Islam (Cat Stevens), Ferron, Cher, Stevie Nicks, Annie Lennox, Prince, Sarah McLachlan, Alanis Morrisette, Feist, Florence ( + the Machine) Welch, Amy Winehouse, Ingmar Bergman, Lars von Trier, Marlon Brando, Jeremy Irons, Angelina Jolie, Winona Ryder, Kate Winslet, Nicolas Cage, Johnny Depp, Tattoo Artist Kat Von D., El mago Criss Angel, un tranvía llamado “Blanche duBois” de Desire.

Descripción general del Eneatipo 4

Hemos llamado a este tipo Los Individualistas porque los Cuatro mantienen su identidad al verse a sí mismos como fundamentalmente diferentes de los demás.

Los cuatro sienten que no son como los demás seres humanos y, en consecuencia, que nadie puede entenderlos o amarlos adecuadamente. A menudo se ven a sí mismos como personas con un talento único, con dones especiales e irrepetibles, pero también como personas en desventaja o con defectos.

Más que ningún otro tipo de personas, las cuatro son muy conscientes de sus diferencias y deficiencias personales y se centran en ellas.

Los cuatro sanos son honestos consigo mismos: son dueños de todos sus sentimientos y pueden ver sus motivos, contradicciones y conflictos emocionales sin negarlos o encubrirlos. Puede que no les guste necesariamente lo que descubren, pero no tratan de racionalizar sus estados, ni tratan de ocultarlos de sí mismos o de los demás. No tienen miedo de verse a sí mismos “con verrugas y todo”.

Los Cuatro Sanos están dispuestos a revelar cosas muy personales y potencialmente vergonzosas acerca de sí mismos porque están decididos a entender la verdad de su experiencia, para que puedan descubrir quiénes son y llegar a un acuerdo con su historia emocional. Esta habilidad también permite a los cuatros soportar el sufrimiento con una fuerza silenciosa. Su familiaridad con su propia naturaleza más oscura hace que sea más fácil para ellos procesar experiencias dolorosas que podrían abrumar a otros tipos.

Sin embargo, los Cuatros a menudo informan que sienten que les falta algo en sí mismos, aunque pueden tener dificultades para identificar exactamente qué es ese “algo”. ¿Es fuerza de voluntad? ¿Facilidad social? ¿Confianza en sí mismo? Tranquilidad emocional… -todo lo que ven en los demás, aparentemente en abundancia. Con el tiempo y la perspectiva suficiente, las Cuatro generalmente reconocen que no están seguras de los aspectos de su propia imagen: su personalidad o su propia estructura del ego.

Sienten que carecen de una identidad clara y estable, en particular de un personaje social con el que se sienten cómodos.

Si bien es cierto que los cuartetos a menudo se sienten diferentes de los demás, en realidad no quieren estar solos. Pueden sentirse socialmente incómodos o cohibidos, pero desean profundamente conectarse con personas que los entiendan a ellos y a sus sentimientos.

Los “románticos” del Eneagrama, anhelan que alguien entre en sus vidas y aprecie el yo secreto que han cultivado en privado y ocultado al mundo. Si, con el tiempo, tal validación permanece fuera de su alcance, las Cuatro comienzan a construir su identidad en torno a lo diferentes que son de los demás. Por lo tanto, la persona de afuera se conforta convirtiéndose en una individualista insistente: todo debe hacerse por su cuenta, a su manera, en sus propios términos. El mantra de Fours se convierte en “Yo soy yo mismo”. Nadie me entiende. Soy diferente y especial”, mientras que secretamente desean poder disfrutar de la facilidad y confianza que otros parecen disfrutar.

Por lo general, los cuatro tienen problemas con una imagen negativa de sí mismos y una autoestima crónicamente baja. Intentan compensar esto cultivando una autoimagen de la fantasía, una autoimagen idealizada que se construye principalmente en sus imaginaciones. A Four we know compartió con nosotros que pasaba la mayor parte de su tiempo libre escuchando música clásica mientras fantaseaba con ser un gran pianista de concierto: a la Vladimir Horowitz. Desafortunadamente, su compromiso con la práctica estaba muy por debajo de su imagen fantástica de sí mismo, y a menudo se sentía avergonzado cuando la gente le pedía que tocara para ellos. Sus habilidades reales, aunque no pobres, se convirtieron en fuentes de vergüenza.

A lo largo de sus vidas, los Cuatro pueden probar varias identidades diferentes en cuanto a tamaño, basándolas en estilos, preferencias o cualidades que encuentran atractivas en otros. Pero debajo de la superficie, todavía se sienten inseguros acerca de quiénes son realmente. El problema es que basan su identidad en gran medida en sus sentimientos. Cuando los Cuatro miran hacia adentro, ven un patrón caleidoscópico y siempre cambiante de reacciones emocionales. De hecho, los Cuatro perciben con precisión una verdad sobre la naturaleza humana -que es dinámica y siempre cambiante. Pero debido a que quieren crear una identidad estable y confiable a partir de sus emociones, intentan cultivar sólo ciertos sentimientos mientras rechazan otros. Algunos sentimientos son vistos como “yo”, mientras que otros son “no yo”. Al intentar aferrarse a estados de ánimo específicos y expresar a otros, los Cuatro creen que están siendo fieles a sí mismos.

Uno de los mayores desafíos que enfrentan los Fours es aprender a dejar ir los sentimientos del pasado; tienden a curar las heridas y a aferrarse a los sentimientos negativos de aquellos que los han herido. De hecho, los Cuatro pueden apegarse tanto al anhelo y a la decepción que son incapaces de reconocer los muchos tesoros que hay en sus vidas.

Hay una historia Sufí que se relaciona con esto sobre un perro viejo que había sido maltratado y estaba cerca de la inanición. Un día, el perro encontró un hueso, lo llevó a un lugar seguro y comenzó a roerlo. El perro estaba tan hambriento que masticó el hueso durante mucho tiempo y recibió hasta la última gota de alimento que podía salir de él. Después de algún tiempo, un anciano amable se dio cuenta del perro y de su patética estampa y comenzó a preparar la comida en silencio. Pero el pobre sabueso estaba tan apegado a su hueso que se negó a soltarlo y pronto murió de hambre.

Los cuatro están en la misma situación. Mientras crean que hay algo fundamentalmente malo en ellos, no pueden permitirse experimentar o disfrutar de sus muchas buenas cualidades. Reconocer sus buenas cualidades sería perder su sentido de identidad (como víctima de sufrimiento) y carecer de una identidad personal relativamente consistente (su Miedo Básico). Los cuatros crecen al aprender a ver que gran parte de su historia no es cierta, o al menos ya no lo es. Los viejos sentimientos comienzan a desaparecer una vez que dejan de contarse a sí mismos su vieja historia: es irrelevante para quienes son ahora mismo.

Niveles saludables del Eneatipo 4

Nivel 1 (En su mejor forma)

Profundamente creativo, expresando lo personal y lo universal, posiblemente en una obra de arte. Inspirados, auto-renovadores y regeneradores: capaces de transformar todas sus experiencias en algo valioso: auto-creativos.

Nivel 2

Autoconsciente, introspectivo, sobre la “búsqueda de sí mismo”, consciente de los sentimientos e impulsos interiores. Sensible e intuitivo tanto para sí mismo como para los demás: gentil, con tacto, compasivo.

Nivel 3

Altamente personal, individualista, “fiel a sí mismo”. Auto-reveladora, emocionalmente honesta, humana. Visión irónica de sí mismo y de la vida: puede ser seria y divertida, vulnerable y emocionalmente fuerte.

Niveles medios

Nivel 4

Tomar una orientación artística y romántica a la vida, creando un ambiente hermoso y estético para cultivar y prolongar los sentimientos personales. Aumentar la realidad a través de la fantasía, los sentimientos apasionados y la imaginación.

Nivel 5

Para estar en contacto con los sentimientos, lo interiorizan todo, tomándolo como algo personal, pero se vuelven ensimismados e introvertidos, tímidos e hipersensibles, tímidos y tímidos, incapaces de ser espontáneos o de “salir de sí mismos”. Manténgase retirado para proteger su imagen personal y para ganar tiempo para resolver sus sentimientos.

Nivel 6

Poco a poco piensen que son diferentes de los demás, y sientan que están exentos de vivir como todos los demás. Se convierten en soñadores melancólicos, despreciativos, decadentes y sensuales, viviendo en un mundo de fantasía. La autocompasión y la envidia de los demás conducen a la autocomplacencia, y a volverse cada vez más poco prácticos, improductivos, efímeros y preciosos.

Niveles Insalubres

Nivel 7

Cuando los sueños fracasan, se vuelven autoinhibidores y se enojan consigo mismos, se deprimen y se alejan de sí mismos y de los demás, se bloquean y se paralizan emocionalmente. Avergonzado de sí mismo, fatigado e incapaz de funcionar.

Nivel 8

Atormentado por el autodesprecio ilusorio, los autorreproches, el odio hacia sí mismo y los pensamientos mórbidos: todo es una fuente de tormento. Culpando a otros, ahuyentan a cualquiera que intente ayudarlos.

Nivel 9

Desesperar, sentirse desesperado y volverse autodestructivo, posiblemente abusando del alcohol o las drogas para escapar. En el extremo: el colapso emocional o el suicidio es probable. Generalmente corresponde a los trastornos de personalidad evasiva, depresiva y narcisista.

Adicciones del Eneatipo 4

Exceso de indulgencia en alimentos ricos, dulces, alcohol para alterar el estado de ánimo, para socializar y para consolación emocional. Falta de actividad física. Bulimia. Depresión. Tabaco, medicamentos recetados o heroína para la ansiedad social. Cirugía estética para borrar los rasgos rechazados.

Recomendaciones de crecimiento personal para el Eneatipo 4

No prestes tanta atención a tus sentimientos; no son una verdadera fuente de apoyo para usted, como probablemente ya sabes.

Recuerda este consejo:

“Desde nuestra perspectiva actual, también podemos ver que uno de los errores más importantes que Fours comete es equipararse a sus sentimientos. La falacia es que para entenderse a sí mismos deben entender sus sentimientos, particularmente los negativos, antes de actuar. Los cuatro no ven que el yo no es lo mismo que sus sentimientos o que la presencia de sentimientos negativos no impide la presencia del bien en sí mismos”.

Siempre recuerda que tus sentimientos te están diciendo algo sobre ti mismo tal como eres en este momento en particular, no necesariamente más que eso.

Evita posponer las cosas hasta que estés “de buen humor”. Comprométete a realizar un trabajo productivo y significativo que contribuya a su bien y al de los demás, por pequeña que sea la contribución. Trabajar consistentemente en el mundo real creará un contexto en el que podrás descubrirte a ti mismo y a tus talentos. (En realidad, eres más feliz cuando estás trabajando, es decir, activando tus potenciales y realizándote a ti mismo.

No te encontrarás a ti mismo en un vacío o mientras esperas que la inspiración llegue, así que conéctate -y mantente conectado- con el mundo real.

La autoestima y la confianza en sí mismo se desarrollarán sólo a partir de experiencias positivas, creas o no que estás listo para tenerlas. Por lo tanto, ponte en el camino del bien. Puede que nunca sientas que estás listo para aceptar un desafío de algún tipo, que siempre necesitas más tiempo. (Por lo general, los cuatro nunca sienten que están lo suficientemente preparados, pero deben tener el valor de dejar de aplazar sus vidas).

Incluso si empiezas de a poco, comprométete a hacer algo que saque lo mejor de ti.

Una autodisciplina sana toma muchas formas, desde dormir en horas regulares hasta trabajar regularmente y hacer ejercicio regularmente, y tiene un efecto acumulativo y fortalecedor. Ya que viene de ti mismo, una sana autodisciplina no es contraria a tu libertad o individualidad.

Por otro lado, la sensualidad, las experiencias sexuales excesivas, el alcohol, las drogas, el sueño o las fantasías tienen un efecto debilitante sobre ti, como ya sabes. Por lo tanto, practica una autodisciplina saludable y manténte con ella.

Evita las conversaciones largas en tu imaginación, particularmente si son negativas, resentidas o incluso excesivamente románticas. Estas conversaciones son esencialmente irreales y, en el mejor de los casos, sólo ensayos para la acción, aunque, como sabes, casi nunca dices o haces lo que imaginas que harás.

En vez de pasar tiempo imaginando tu vida y tus relaciones, comienza a vivirlas.

Eneatipo 4 en el Sexo

El Romeo romántico

Como un Cuatro consciente, apasionado y malhumorado, el amor es tu lenguaje.

Anhelas un amante que te entienda y con el que puedas tener una intimidad profunda y auténtica.

El problema es que todos los demás parecen felices y disfrutando de relaciones satisfactorias, mientras que hay muchas veces que te sientes solo e incomprendido.

Como si el amor verdadero fuera algo elusivo. Si lo encuentras a EL, entonces tiras todo lo que tienes en la relación.

Sin embargo, con el tiempo, las grietas pueden empezar a aparecer. “¿Esto es genuino? La relación profunda, intensa y jugosa que creía, ha desaparecido”, te preguntas…

Puede que empieces a sentir una profunda melancolía por lo que fue, pero no lo es ahora.

Entonces, ¿cómo, según el Sexo y el Eneagrama, los Cuatros integrados aparecen en las relaciones íntimas?

Los románticos del mundo, estás profundamente conectado a ellos mismos y a su pareja. El amor es un misterio para ser revelado y expresado.

En lugar de desaparecer en un mundo de fantasía de amor para aumentar el zumbido de la interacción, o anhelar lo que podría haber sido en el pasado, los Cuatros integrados se conectan con su realidad actual. (Esta persona, este cuerpo, este sexo, este zumbido.)


Compatibilidad del Eneatipo 4 con el resto de Eneatipos

4-1 4-2 4-3 4-4 4-5 4-6 4-7 4-8 4-9


Add Comment