Compatibilidad Eneatipos 4-3

Tipo Cuatro (el Individualista) con Tipo Tres (el Ganador)

Que se aportan mutamente

Estos dos eneatipos pueden formar una especie de relación complementaria, en la que cada uno de ellos aporta cualidades importantes a la relación de las que generalmente carece el otro.

Los Cuatro del Eneagrama pueden enseñar a los Tres a hablar de sí mismos en un nivel más profundo y ayudar a reconocer y procesar sus sentimientos.

También pueden aportar a los Tres más sensibilidad, un sentimiento de belleza y de los aspectos no prácticos pero satisfactorios de la vida.

Encontrar el deseo del corazón de los Tres es un área extremadamente importante de autoconciencia en la que los Cuatro pueden jugar un papel útil para los Tres.

Los Cuatros pueden aportar un sentido de estilo y presentación, una comunicación rica y un sentido de refinamiento.

Los Tres modelan muchas de las cualidades que a los Cuatro les gustaría desarrollar en sí mismos, y los Tres están bien adaptados para ayudar a las Cuatro a adquirir nuevas habilidades.

Los Tres pueden aportar mucho tacto y diplomacia para manejar las reacciones emocionales de los Cuatro y sus sentimientos, a veces demasiado sensibles, y sus dudas sobre sí mismos.

Saber qué decir y cuándo decirlo -y qué no decir- a un Cuatro puede ser crucial para crear confianza en la relación y evitar episodios inadvertidos cuando se siente humillado o avergonzado.

Los Tres pueden aportar un sentido de esperanza y ambición a la relación, establecer metas prácticas, entrenar y técnicas de manejo de la conducta que ayudan a los Cuatro a salir de una depresión o de un período de baja energía.

Los Tres pueden entrenar a los Cuatro sobre cómo seguir adelante con los asuntos prácticos y actuar profesionalmente a pesar de los cambios en sus sentimientos y dudas sobre sí mismos.

Dado que ambos eneatipos están impulsados por sentimientos y reacciones (a menudo inconscientes), este puede ser un acoplamiento intenso y apasionado.

Ambos son conscientes de los problemas de “imagen” y de cómo los perciben los demás, por lo que esta pareja destacará por su energía, estilo, sentido del estilo y disfrute de las cosas más finas de la vida.

 Ambos pueden sentir una conexión con el otro que va más allá de las palabras o la razón hacia otro reino como si se hubieran conocido de una existencia previa o que el otro es algún tipo de alma gemela.

En que no se entienden

Tanto los Tres como los Cuatro tienen problemas con la autoestima y con la necesidad de atención y validación de los demás.

Ambos sufren de preguntas sobre su propia identidad y tienen sentimientos ocultos de vergüenza e inutilidad.

Estos dos eneatipos se comparan secretamente con otros y tienen tendencias más o menos abiertamente competitivas.

Mucho dependerá de cuán narcisistamente herida esté cada persona y, por lo tanto, de cuánto luchará por la aprobación, la atención y el reconocimiento.

Tanto los Tres como los Cuatro necesitan atención y sentirse apreciados, aunque los Tres serán más capaces de buscar abiertamente estas cosas.

Los Cuatro pueden sentirse eclipsados o excluidos del centro de atención por los Tres más enérgicos.

Esto puede desencadenar sentimientos de ser defectuoso y deficiente, que los Tres pueden seguir fomentando.

Los Tres tenderán a prestar menos atención que los Cuatro a la relación en sí, aunque ambos tenderán a ver al otro como esencial para su bienestar.

Por lo general, los Cuatro querrán tener mucha más intimidad y participación emocional de lo que los Tres se sienten cómodos (o incluso capaces de proporcionar).

Un problema relacionado es que ninguno de los dos eneatipos  ve al otro como es: ambos ven al otro a través de proyecciones de lo que necesitan y esperan que el otro sea.

Los Cuatro puede ver a los Tres como un salvador y como la encarnación de todo lo que les falta, mientras que Tres puede ver a los Cuatro como un exótico, misterioso trofeo sexual o artístico que aumenta su atractivo.

Sin embargo, ambos eneatipos  pueden entrar en cóleras hostiles si sus necesidades emocionales no son satisfechas.

Tal vez lo peor para esta pareja es que inadvertidamente siguen recordándose el uno al otro su propia marca particular de auto-ocultación y fonética – una fuente constante de irritación el uno para el otro.

Pueden volverse insolentes y sarcásticos, chismosos y quejándose de los defectos del otro a sus propios amigos.

Ambos pueden también ser encubiertos e indirectos acerca de sabotear al otro por venganza, si su relación debe terminar.

 Una vez que el respeto y la admiración que han tenido el uno por el otro termina, la desestimación, el desprecio y el debilitamiento comienzan, y la relación en sí está a punto de terminar.

Compatibilidad del Eneatipo 4 con el resto de Eneatipos

4-1 4-2 4-3 4-4 4-5 4-6 4-7 4-8 4-9


Add Comment