Compatibilidad Eneatipos 4-2

Tipo Cuatro (el Individualista) con Tipo Dos (el Ayudante)

Que se aportan mutamente

Esta puede ser una pareja muy cálida, incluso apasionada, cuando ambas partes siguen compartiendo abiertamente sus sentimientos.

Ambos están buscando calor y conexión, y ambos están dispuestos a proporcionarla cuando están sanos.

Por lo tanto, una vez que han superado los obstáculos iniciales de la intimidad, los Dos y Cuatro del Eneagrama pueden ser un lugar seguro para que cada uno comparta sus esperanzas, temores e inseguridades.

Pueden ser una buena medicina para los demás: Los dos aportan sociabilidad y energía, dando a los Cuatro la confianza para interactuar más fácilmente con los demás.

Los dos enatipos son cálidos, extrovertidos, atentos y considerados, generosos y alentadores.

Ambos también son prácticos y orientados a la acción, dispuestos a colaborar donde sea necesario y a hacer las cosas que hay que hacer, sin importar cuán desagradables o desagradables sean.

A esta mezcla, los Cuatro aportan creatividad, sentido del humor, ganas de reírse de las debilidades humanas y honestidad emocional.

Ellos ven su propia locura y su propia falsedad y no tratan de barnizar la verdad de sus rarezas de ellos mismos o de los Dos.

Los Cuatro también aportan un sentido de belleza y sutileza a la relación: se preocupan por cómo las cosas impactan en ellos mismos y en los demás, por lo que se esfuerzan por organizar su mundo para que sea más agradable estéticamente, permitiendo que los dos se sientan más relajados y nutridos.

Los Cuatro también aportan profundidad emocional y sensibilidad a sus relaciones, una sensación de misterio e imprevisibilidad, sensualidad y libertad sexual.

En resumen, las Cuatro invitan a los Dos a mirar más de cerca sus necesidades más profundas, la verdad de quiénes son y qué es lo que realmente sienten.

Los Dos aprecian las sutilezas y matices que aportan los Cuatro, y los Cuatro prosperan en esta atmósfera de apreciación.

Pueden animarse mutuamente con un humor inesperado y con la apreciación de las peculiaridades de cada uno.

Cada uno invita al otro a madurar emocionalmente, normalmente sin decirlo.

Ambos ayudan al otro a dejar de preocuparse tanto por lo que los demás piensan de ellos y a volverse más interioristas.

En que no se entienden

Por lo general, Doses y Cuatros son mejores como amigos que como parejas…

Sorprendentemente, este apareamiento es raro en las relaciones íntimas.

Uno pensaría que encajarían perfectamente entre sí: el salvador (Dos) y el rescatado (Cuatro), el niño perdido y la figura paterna.

El problema es que puede haber demasiada emocionalidad y demandas tácitas en esta pareja.

Las parejas de Doses y Cuatros tienden a tener muchos problemas emocionales en común, lo que les permite entenderse fácilmente y, al mismo tiempo, sentar las bases para posibles problemas y conflictos.

Ambos necesitan cercanía e intimidad y tienden a aferrarse a cualquiera que les responda lo suficiente.

A largo plazo, existe la tendencia a ser competitivo para llamar la atención o para que una persona se sienta más querida y apreciada que la otra.

Además, los Dos tienden a encontrar a los Cuatro demasiado temperamentales, guiados demasiado por sus sentimientos e impulsos inconscientes.

También ven a los Cuatro como hipersensibles y egocéntricos, y no lo suficientemente interesados en los demás o en su bienestar.

A los cuatro les parece que los dos son demasiado sarcásticos y artificialmente optimistas, halagadores e hipócritas para acercarse a la gente y sentirse necesitados.

Los Cuatro ven a los Dos como secretamente necesitados emocionalmente, desesperados por que a otros les gusten y los busquen.

Pueden ver la ayuda de los Dos como poco más que un intento de sobornar a la gente por amor, lo que Cuatro desprecia.

Los Cuatro pueden empezar a envidiar secretamente las habilidades sociales de los Dos y el tipo de reacciones positivas que los dos generalmente reciben de las personas.

Los Cuatro pueden empezar a sentirse socialmente ineptos y eclipsados por el encanto y la popularidad de los Dos.

La vergüenza secreta y el sentimiento de inutilidad de la parte de ambos pueden empezar a socavar la relación.

Puede fundirse en los sentimientos de abandono de los Cuatro si los Dos se involucran con otros.

También puede fundirse en el sentimiento cada vez más despreciado por los Cuatro.

Ambos comienzan a verse el uno al otro como demasiado necesitado emocionalmente y, en última instancia, como más exigente de lo que cada uno desea esforzarse.

Compatibilidad del Eneatipo 4 con el resto de Eneatipos

4-1 4-2 4-3 4-4 4-5 4-6 4-7 4-8 4-9


Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.