Compatibilidad Eneatipos 6-4

Tipo seis (el Leal) con Cuatro (el Individualista)

Que se aportan mutamente

Tanto los Cuatro como los Seis del eneagrama tienen muchas afinidades naturales entre sí, especialmente porque ambos son muy emocionales y a menudo se sienten inseguros con las personas.

Ambos tienden a tener sentimientos fuertes e inmediatos y a actuar sobre sus corazonadas o intuiciones inconscientes.

Las Seises a menudo se identifican erróneamente a sí mismos inicialmente como Cuatros debido a los rasgos que realmente tienen en común.

Estos mismos rasgos también pueden ser los que aportan a la relación, permitiéndoles tener un grado inusual de empatía y tolerancia entre ellos.

En resumen, las Cuatro y Seis pueden dar la sensación de que son almas gemelas, conectadas por sus sentimientos de abandono y una cierta desconfianza hacia los demás.

Pueden sentirse como “huérfanos en la tormenta” que se apoyan mutuamente y se tranquilizan.

En lugar de energizarse mutuamente, cuando están saludables, las Cuatro y Seis tienden a apoyarse y estabilizarse mutuamente, actuando generalmente como una caja de resonancia para las preocupaciones y quejas que sienten que no pueden ventilar en ningún otro lugar.

Los cuatro aportan sensibilidad, sensualidad y la capacidad de expresar emociones abiertamente, incluyendo los sentimientos que los Seis mismos no saben cómo expresar.

Los Cuatro hablan de su vida interior, de nuevo, algo que los Seis a menudo necesitan aprender.

Los Seis aportan trabajo duro, perseverancia, practicidad, lealtad y preocupación por la seguridad de la relación.

También son a menudo cálidos e impredeciblemente juguetones y capaces de atravesar cualquier tiniebla y auto-absorción en la que caigan periódicamente los Cuatro.

Los Cuatros le dan a los Seis la sensación de que son necesarias, ayudándolas a tener más confianza en su capacidad para hacer frente a las cosas.

A los Seis les gusta ser prácticos y a menudo proporcionan a los Cuatro una plataforma de algún tipo para desarrollar su creatividad, así como el tiempo y el apoyo que pueden necesitar para superar sus problemas emocionales.

 Esta combinación crea estabilidad y audacia, equilibrio y la capacidad de llenar los vacíos entre sí, tanto en su propio desarrollo como en los asuntos prácticos.

En que no se entienden

Como se mencionó anteriormente, tanto los Cuatro como los Seis tienen problemas con los sentimientos de abandono.

Ambos eneatipos en los niveles inferiores tienden a ser emocionalmente reactivos, críticos con los demás, pesimistas y pueden sentirse abrumados.

Si bien es posible que no hablen a menudo de ello, pueden probarse unos a otros de varias maneras en un intento de descubrir cuán leales serán los demás.

Ambos eneatipos también pueden comenzar a retirar sutilmente la atención y el afecto del otro como una forma de defenderse contra el daño del abandono potencial, si éste ocurriera.

Pero en esto, ambos eneatipos tienen una tendencia a crear una profecía autocumplida en la que sus miedos y reacciones producen lo mismo que conscientemente están tratando de evitar.

Ambos eneatipos pueden llegar a ser codependientes, y su dependencia el uno del otro puede no resultar en desarrollo para ninguno de ellos: Los Cuatro no se vuelven automáticamente más prácticos, y los Seis no se vuelven más perspicaces sobre sí mismos.

Otro punto problemático potencial para las Cuatro y Seis radica en el área del cambio y la tolerancia al cambio.

Generalmente, los Cuatros están más interesados en la auto-exploración y el auto-desarrollo y tienden a ser más aventureros en sus gustos y en lo que se permiten pensar y experimentar.

Los Seis tienden a ser más conservadores y resistentes al cambio y a la exploración personal, lo que genera conflictos potenciales con los Cuatro, quienes pueden sentir que los Seis las están frenando y sofocando su creatividad y desarrollo.

Ambos pueden ser pesimistas y dudosos, pesimistas y desconfiados de los demás.

La queja que suelen tener las Cuatro sobre las Seis es que no son de espíritu libre y lo suficientemente románticas, mientras que la queja de las Seis sobre las Cuatro es que son demasiado poco fiables y actúan demasiado a su antojo y no son lo suficientemente estables emocionalmente.

 Ambos eneatipos son reactivos y los conflictos pueden escalar rápidamente: los malentendidos pueden llevar a proyecciones y reacciones exageradas masivas

Compatibilidad del Eneatipo 6 con el resto de Eneatipos

6-1 6-2 6-3 6-4 6-5 6-6 6-7 6-8 6-9


Add Comment