Compatibilidad Eneatipos 8-5

Tipo ocho (el Desafiante) con Tipo cinco (el Investigador)

Que se aportan mutamente

Estos dos eneatipos se aportan talentos complementarios y recíprocos – justo lo que el otro necesita, pero no es necesariamente consciente de ello.

Por ejemplo, el Eneagrama Cinco necesita estar más identificado con su cuerpo y con su energía instintiva; necesita estar más comprometido con el mundo práctico y sentir su propio sentido de poder y capacidad.

Pueden aprender estas cualidades del Ocho.

Por otro lado, los Ocho necesitan ser más reflexivos y conscientes del impacto de sus acciones sobre sí mismos y sobre su entorno.

Necesitan saber más y pensar en las consecuencias más cuidadosamente antes de actuar.

Cada acción produce una reacción, y no es necesariamente la que los Ocho quieren que ocurra.

Este tipo de previsión analítica es algo que los Ocho pueden aprender de los Cincos.

Además de estas cualidades, tanto los Cincos como los Ocho traen consigo una insistencia común en la independencia y la no interferencia de los demás.

Ambos eneatipos son conscientes de los límites y no les gusta la intrusión.

Ambos disfrutan de un buen debate, y ambos admiran a alguien que se defiende intelectual y/o físicamente.

Ambos eneatipos se sienten como inadaptados y por eso entienden el núcleo emocional del otro, a menudo de manera tácita.

Ambos eneatipos necesitan espacio personal, pero cuando se encuentran, ambos pueden mostrar un sorprendente grado de necesidad y vulnerabilidad.

Ven a la otra persona detrás de la defensa, relacionándose con el sentido de la dignidad y las vulnerabilidades ocultas de cada uno.

Ambos pueden ser estoicos hacia su propio sufrimiento e infelicidad, con poca o ninguna autocompasión.

Como pareja, pueden aportar poder y profundidad, acción y consideración, brillantez y descaro a su mundo.

También son los protectores y asesores naturales de los demás: A los Ocho les encanta proteger a los Cincos menos duros, y a los Cincos ayudan a los Ocho a reconocer las sutilezas de sus planes y acciones.

 Por lo tanto, estos dos eneatipos pueden unirse como una coalición de poder y cerebro, una combinación formidable.

En que no se entienden

Los Cincos no están muy en contacto con sus cuerpos físicos – se identifican con sus mentes y son indiferentes a virtualmente todas las metas físicas y prácticas que tienen los Ocho más terrenales.

No querer una casa, una compañía o un cónyuge son fuentes de orgullo para el promedio de los Cincos que se sienten bien consigo mismos cuando pueden dejar de lado sus necesidades y aprender a vivir sin ellas.

Ocho, por el contrario, se enorgullecen de sus conquistas terrenales, ya sea social, económica, sexual o psicológicamente.

Dejar su huella en su entorno es un objetivo primordial para los Ocho y a menudo utilizan su estatura física y su energía para intimidar a la gente y hacer cumplir su voluntad.

Por lo tanto, cuanto más inseguros se vuelven estos dos eneatipos , más reaccionan en formas completamente opuestas: Los Cincos se apagan más completamente, se vuelven más taciturnos, reservados y aislados, mientras que los Ocho se vuelven más confrontativos, amenazantes y enfurecidos.

El mayor problema es que en los niveles inferiores, estos dos se separan físicamente del otro y cualquier comunicación real deja de tener lugar.

Los Cincos que funcionan peor tienden a perder el respeto por cualquiera que juzguen irracional, destructivo y fuera de control.

La tormenta y las amenazas de los insalubres Ocho aterrorizan a los Cincos, quienes deben salir físicamente para sentirse seguros.

Saben y atacarán las vulnerabilidades de los demás si se les provoca lo suficiente, y tanto los Cincos como los Ocho tienden a provocarse entre sí como una forma de protegerse.

Ambos eneatipos también son sensibles al rechazo y ambos tienden a sentirse rechazados fácilmente.

La partida de los Cinco desencadenará una fuerte reacción de rechazo en los Ocho, quienes probablemente tomarán represalias de cualquier manera que puedan.

La partida de un Ocho desencadenará los sentimientos de rechazo de los Cinco, pero lo más probable es que se produzca un colapso en el cinismo y la depresión.

Ambos pueden ser extremadamente cínicos, y la desaparición de su relación sólo confirma sus opiniones más oscuras sobre la posibilidad de que los seres humanos vivan juntos.

 

 


Compatibilidad del Eneatipo 8 con el resto de Eneatipos

8-1 8-2 8-3 8-4 8-5 8-6 8-7 8-8 8-9


Add Comment