Compatibilidad Eneatipos 7-7

Tipo Siete (el Entusiasta) con Tipo Siete (el Entusiasta)

Que se aportan mutamente

Como con todas las relaciones de eneatipo doble, dos sietes del eneagrama generalmente traen las mismas cualidades el uno al otro.

Allí se encuentra tanto una de las principales fuentes de atracción como una de las principales trampas.

Por lo tanto, el nivel de equilibrio de cada persona es especialmente importante para este tipo de relaciones, así como sus instintos dominantes.

Las características clave de las relaciones de doble Siete son fáciles de detectar:

  • alta energía
  • espontaneidad
  • viajes frecuentes y entretenidos
  • interés en todo lo nuevo o que promete abrir nuevas posibilidades

Si ambos Sietes están psicológicamente sanos y bien equilibrados, hay una notable alegría y un sentido de abundancia que impregna su relación y que se derrama a todos los que los rodean.

Una sana relación doble Siete es enfáticamente feliz -incluso radiante y exuberante- y ambas partes disfrutan compartiendo su felicidad con tantos otros como sea posible.

Son reflexivos, sensibles, idealistas, hospitalarios y generosos.

Las parejas Doble Siete son sociables e inusualmente buena compañía para los demás tanto como lo son entre sí.

Cada uno aporta a la relación un espíritu de libertad personal que es notable.

Ninguno de los dos quiere estar atado a rutinas o a compromisos formales vacíos, por lo que ambos sietes están decididos a no imponer muchas reglas o expectativas al otro.

Quieren que su relación se guíe por el hecho de que ambas partes desean positivamente estar con el otro en lugar de sentir que están atrapadas en un conjunto de obligaciones restrictivas.

Ambos Sietes traen un sentido de posibilidad, apertura, experimentalismo y realismo que les permite construir una vida juntos, mientras que lo convierten en una experiencia agradable para ellos mismos y para su círculo de familiares y amigos.

 Los emparejamientos de Double Seven son optimistas y resistentes, y siempre están listos para recuperarse y empezar de nuevo cuando se encuentran con dificultades.  La gratitud por la relación -y por encontrarse unos a otros- es el espíritu que nos guía.

En que no se entienden

Construir una relación usualmente toma tiempo para estar juntos, y paciencia para sobrellevar las desilusiones que también son parte del cuadro.

Uno de los principales problemas de las relaciones de los Siete Dobles es la impaciencia de querer que la relación sea más completa y desarrollada de lo que realmente es.

Mientras que las parejas de Siete Dobles no tienen falta de energía y altas expectativas para su relación, pueden tener dificultades para permanecer consigo mismos y con el otro, ya que ambos trabajan a través de los dolores de crecimiento de la relación.

A medida que pasa el tiempo y la relación ya no es la experiencia estimulante que era antes, los Siete comienza a dirigir su atención a otra parte, posiblemente a su trabajo o a otras actividades.

Ambos Sietes sienten que en algún lugar del mundo existe la persona perfecta para ellos.

A los Siete les aterroriza perderse lo que se supone que deben tener en la vida.

Odian la sensación de que al comprometerse a una cosa -ya sea una persona, un lugar para vivir o una carrera- están limitando su vida de alguna manera fundamental.

En resumen, el Seven tiende a ser un compromiso adverso, y es una medida de su salud psicológica cuando pueden comprometerse de manera relativamente fácil y permanente con alguien.

En una relación doble de Siete, este problema se agrava y uno de los Siete debe ser el primero en arriesgarse a comprometerse, y posiblemente a ser rechazado.

Otro problema para las relaciones de doble Siete es que ambas tienden a ser impulsivas e irreverentes, a menudo diciendo y haciendo lo que sea que traiga alivio en el calor del momento.

Durante las discusiones se dicen cosas que no se pueden dejar de decir, y los sentimientos pueden ser heridos irreparablemente por cualquiera de las dos.

Ambos pueden ser insensibles, egocéntricos y poco fiables.

Ambos tienden también a desear una estimulación constante que puede llevar a una vida social agitada.

Esto puede ser emocionante si ambas partes hacen cosas juntas, pero si empiezan a tener intereses separados y diferentes grupos de amigos, sus vidas sociales los separarán.

Pueden comenzar a tener poco tiempo para el otro o para su familia.

Alguien está obligado a sentirse excluido, y en algún nivel, cada Siete está determinado a que no será él.

 


Compatibilidad del Eneatipo 7 con el resto de Eneatipos

7-1 7-2 7-3 7-4 7-5 7-6 7-7 7-8 7-9


Add Comment